martes, 22 de mayo de 2012

Cárcel para menores de 16 a 18 años de edad

      No solo la falta de presupuesto demuestra la poca importancia que le da el estado a la educación en el país , lo más grave es el que no se tiene claro los objetivos para la educación. Por ahora se viene dando mayor importancia a la inteligencia. Se dice que el país necesita gente inteligente que sean ingenieros, técnicos, para avanzar, llegar al desarrollo. Se deja de lado una categoría importante en la psicología, como es la personalidad, que de paso involucra también a la inteligencia, pero que tiene tres columnas, esenciales, primero el temperamento, luego la inteligencia y finalmente el carácter. En el tema de la inteligencia se ha fracasado hasta el cansancio, tanto que ya no se sabe que hacer. Estamos últimos en todos los concursos sobre comprensión lectora y en las matemáticas. Difícil que tengamos suficientes ingenieros con ese nivel de desarrollo de habilidades. En lo de la personalidad hay un tema que ha comenzado a preocupar seriamente, desde que apareció el caso del adolescente de apodo gringasho. Este , apenas tiene 16 años de edad , y se dice que es sicario, y se le achaca, en su haber, hasta 10 asesinatos. Como si ello no bastara, su enamorada, de 18 años , ha sido considerada cómplice, por lo menos de encubrimiento y gracias a ella se le ha capturado, luego de haberse fugado de la correccional de trujillo.
       Lo cierto es que hay un incremento alarmante de delitos cometidos por menores de 16 a 18 años de edad.  Incluso hay un grave incremento de consumo de drogas ,lo que facilita los actos delictivos.
      Lo anterior ha llevado a proponer , en el Congreso, una ley para penalizar a estos adolescentes, igual que a los mayores de edad, debiendo ser recluídos en una cárcel .
     El tema no es tan simple, porque , como dice el Senaju,  el país está adherido a la convención de protección al niño y adolescente y lo que ellos cometen solo es falta , no tiene pena de cárcel, para favorecer su rehabilitación social.
     Se trata de cifras que alarman. Así el Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público, señala que al año hay 3,465 menores denunciados por cometer una infracción. En el 2011, 45 menores fueron denunciados por homicidio, 1.651 por violación sexual, y 1.223 por robo.
      Por otro lado, en las 66 cárceles del país hay 9 mil jovenes reclusos entre 18 y 24 años de edad.
      El INEI informa que durante los años 2006 a 2010 , se presentaron 15 infracciones por menores , lo que hace imposible que se les pueda encerrar en cárceles. No hay base suficiente para ello.
      Lo urgente es una reforma de la educación que priorice la formación integral del educando, dando prioridad a la personalidad. Ello , lo ha demostrado la OMS, con sus expertos, es una tarea preventiva que da muy buenos resultados.
      El proyecto viene, en el congreso, de la comisión de seguridad ciudadana, y muestra que se trata de una medida desesperada ante el incremento de la violencia callejera . Lo que no entienden es que es parte de la grave problemática de la salud mental y se resolvería con una ley de salud mental. Incluye la obligatoriedad de enseñar salud mental en los colegios. En lo inmediato debe de darse medidas usando todos los medios de comunicación al alcance de la sociedad y también señalando los sectores de la ciudad donde se da con mayor incidencia estos problemas, para atenderlos puntualmente en el modelo de atención restaurativa, que ya se aplica en otros países y tiene buenos resultados.