jueves, 18 de octubre de 2012

5 mil muertos en accidentes de autos, los últimos 4 años

      Las carreteras del país se siguen tiñendo de sangre debido a los accidentes automovilísticos. Se han tomado diversas medidas, se han hecho y se siguen haciendo muchas campañas, pero no hay forma de pararlos. Lo lamentable es el que  no se hace campañas educativas en salud mental, para los choferes, a fin de que valoren la vida de los pasajeros y la suya propia. Subir a una movilidad es un juego de azar en las carreteras del país , en especial de las sierras del sur en las que se siguen dando muertes absurdas por la intrepides de los choferes y lo malo de las carreteras.
      Son un total de 5 mil 435 muertos por los accidentes. Ello, según el reporte del Observatorio de Criminalística de del Ministerio Público. Se han dado de septiembre del 2008 a septiembre del 2012. En cuanto a diferencias por sexo, se reporta que un 70,6 % son correspondientes a varones y el 29,4 % eran mujeres.
     En relación a pasajeros heridos tenemos, según la misma fuente: 13 mil 520 durante estos mismos cuartro años . De ellos , según tipos de accidentes ,  tenemos:
-por atropello, corresponden  a un 41,4 %
-por colisión o ch
oque entre unidades , 34,6%
-volcaduras, , un 21,2%.
-y otras causas son el 2,8%.
     En cuanto a causas tenemos:
-imprudencia del chofer o las malas maniobras de éste al momento de conducir, son el 32,3%
-el exceso de velocidad
-el consumo de alcohol antes de manejar.
-la imprudencia del peatón
-el cansancio del chofer , provocando sueño cuando conducía.
      De las causas se establece que un 74,3 % son debidas a fallas humanas ya sea por el conductor o por el peatón.
        Lo anterior nos muestra la necesidad de trabajar en el tema de salud mental de los choferes , los cuales solo son evaluados en cuando a su capacidad para manejar la máquina, pero  no tienen cultura de salud mental. No toman conciencia de la enorme responsabilidad que asumen al tomar un volante y más aún una máquina tan poderosa como un omnibus, que va cargado de pasajeros , los cuales ponen en sus manos su vida y su integridad física. Ellos no valoran la vida propia ni la vida ajena y la exponen a un alto riesgo. No se hacen exámenes de salud mental, no solo para ver si no tienen  un trastorno, si no para conocer sus conocimientos del tema que les permitiría llevar a buen puerto a sus pasajeros, sin ocasionarles mayores daños.
       Somos el país que ocupa uno de los más altos puestos , en el mundo, por muertes de pasajeros y a pesar de las redadas,  no se logra controlarlas aún. Ello  no sucederá si no se cambia la mentalidad del que maneja un auto, y logra comprender que la vida humana tiene un alto valor.
     Lo que tampoco hay que dejar de lado es el alto número de accidentados que quedan inválidos, muchos de los cuales ya no podrán cumplir sus metas, ya no podrán desarrollarse integralmente y vivirán sentados en una silla de ruedas o en una cama , o en muletas, lo cual les quita muchas posibilidades para abrirse un futuro.